Entrando en la dimensión de la Fe

Introducción

Vamos a comenzar a tratar este último tiempo sobre la Renovación de la Mente. Sin embargo, esta primera predicación vamos a hacer un resumen sobre que es vivir en la vida espiritual.

Nacer de Nuevo

Cuando llegamos a Cristo, lo primero que hacemos es recibir a Jesús como nuestro Señor y Salvador. Esta etapa en la vida de cristiano se nos enseña en Juan 3.

Lo primero que Jesús le dice a Nicodemo es que si no nace de nuevo no podrá ver el Reino de Dios. Sin embargo, Nicodemo tenía su entendimiento entenebrecido, no podía entender lo que Cristo le estaba diciendo. Por eso le responde diciendo que si era posible volver a entrar en el vientre de su madre. Jesús explica en este momento que es nacer del Espíritu.

Respondió Jesús: De cierto,de cierto te digo,que el que no naciere de agua y del Espíritu,no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne,carne es;y lo que es nacido del Espíritu,espíritu es” (Jn 3:5-6)

Y Jesús termina diciendo que significa realmente nacer del Espíritu

No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. El viento sopla de donde quiere,y oyes su sonido;mas ni sabes de dónde viene,ni a dónde va;así es todo aquel que es nacido del Espíritu.” (Jn 3:7-8)

El nacer de nuevo es nacer a otra naturaleza. Cada uno de nosotros fuimos engendrados por nuestros padres en el momento de la gestación. Esto es lo que Jesús llamó nacer de la carne. Pero nacer del Espíritu, es cuando el mismo Espíritu Santo, te incuba para nacer en la dimensión espiritual.

Hay muchas evidencias de cuando una persona nace al mundo espiritual. Pero la principal de todas, más que una manifestación externa, es que el Espíritu Santo toma las riendas de nuestra vida y esta se sujeta al dominio del Espíritu de Dios.

Sin embargo nuestra forma de vivir nos juega en contra muchas veces ya que nos centramos demasiado en lo que vemos, en lo que está en frente de nuestros ojos, en lo natural, sin embargo casi la totalidad de lo que nos rodea existe pero no lo vemos. Por esto vamos a ver brevemente la composición del hombre.

El hombre ¿De que está hecho?

Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra,y sopló en su nariz aliento de vida,y fue el hombre un ser viviente. (Gen 2:7)

El ser humano tiene dos grandes componentes (doble naturaleza). Por un lado tiene una naturaleza material: El cuerpo; y una naturaleza inmaterial: el alma y el espíritu. De esta forma el hombre tiene dos clases de relaciones; con lo material y con lo espiritual. El Espíritu Santo nos menciona “el hombre es de la tierra, terrenal” (1 Cor 15:47); pero el espíritu del hombre es como un tesoro que está en estos vasos de barro. “pero tenemos este tesoro en vasos de barro” (2 Cor 4:7).

Nacer en el espíritu es tan importante porque Dios se comunica a través de nuestro espíritu. Es vivir guiado no por lo físico, lo racional o lo lógico. Es vivir guiado por la voz de Dios

Hay un aspecto muy importante, que es entender como es esta comunicación en el mundo espiritual. Dios nos habla a través de imágenes y sueños. De visiones.

La Cuarta Dimensión

Hay una verdad central concerniente al Reino de la Fe que necesitamos comprender. Hay en el universo tres tipos de espíritus: el Espíritu de Dios, el espíritu del Diablo y el Espíritu humano.

Cuando usted estudia geometría, pones dos puntos y tiras una línea. Esto se llama una dimensión. Pero si vas agregando más y más líneas, una al lado del otro se forma una segunda dimensión. Tienes un plano o una superficie. Y si tu al plano sobre plano agregas una sucesión indefinida de planos, tienes una tercera dimensión. Tiene lo que se llama un sólido, un volumen. El mundo material y la tierra por entero pertenecen a este universo de tres dimensiones.

Ahora, la primera dimensión, la línea está contenida en la segunda dimensión, que es el plano o la superficie. Y la segunda dimensión está contenida y controlada por la tercera dimensión, el volumen o espacio.

Entonces ¿Quién crea, contiene y controla la tercera dimensión, el volumen o espacio, el mundo cúbico? La respuesta no las da la Biblia

“Y la tierra estaba desordenada y vacía,y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo,y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas” (Gen 1:2)

Cuando examinamos el lenguaje original de la Biblia, en este versículo quiere decir que el Espíritu de Dios estaba “incubando” sobre las aguas, empollando sobre las aguas.

El mundo caótico pertenece a la tercera dimensión. Pero el Espíritu Santo, quien está incubando sobre la tercera dimensión, pertenece a la cuarta dimensión. De esta forma, el reino espiritual de la fe pertenece a la cuarta dimensión.

El Reino espiritual abarca la tercera dimensión, e incuba sobre la tercera dimensión, y por esta incubación o empollamiento de la cuarta dimensión sobre la tercera, fue recreada la tierra.

El espíritu es la cuarta dimensión. Cada ser humano es un ser espiritual lo mismo que material. Ellos tienen tanto la cuarta como la tercera dimensión en sus corazones. De este modo los hombres, explorando su esfera espiritual en la cuarta dimensión, por medio de visiones, imaginaciones y sueños, pueden influir sobre la tercera dimensión, produciendo cambios en ella. Esta es la forma donde podemos llegar a ser fantásticamente creativos, y podemos ejercer gran control y poder sobre la tercera dimensión.

Muchos hablan en este tiempo sobre el poder de la mente, y del subconsciente. ¿Qué es el subconsciente? El subconsciente es nuestro espíritu. La Biblia dice que el subconsciente es el hombre interior. El hombre oculto en el corazón. Pero el subconsciente tiene cierta influencia, pero es limitada, y no pude crear todo lo que nuestro Señor puede crear.

De la misma forma, el diablo actúa dentro de una diabólica cuarta dimensión. De la misma forma como el Espíritu Santo incuba sobre la tercera dimensión, en gran parte (no en toda) el espíritu diabólico también incuba.

Te asombrarás de cuantas cosas buenas podemos incubar en nuestro subconsciente. Habitamos en cuerpos físicos limitados, pero el Espíritu Santo puede incubar sobre toda la tierra, debido a su omnipresencia. Nosotros estamos limitados por el espacio y el tiempo, y la única manera de incubar para nosotros es por medio de nuestra imaginación, a través de nuestras visiones y sueños.

Esta es la razón por la cual el Espíritu santo viene para colaborar con nosotros. Para crear, ayudando a desarrollar visiones y sueños. Si no tienes ninguna visión nuca podrás ser creativos, y si cesas de ser creativo entonces estas en vías de desaparecer.

Visiones y sueños son el lenguaje de la cuarta dimensión y el Espíritu Santo se comunica a través de ellos. Sólo a través de visiones y sueños se pueden concebir grandes iglesias. Por medio de visualizaciones y sueños puedes incubar tu futuro y obtener resultados.

Esto puede sonar muy controversial y místico, pero veamos lo que nos dice la Palabra de Dios.

¿Sabes por que Adán y Eva cayeron de la gracia? Satanás sabía que las visiones de la cuarta dimensión en la mente de la persona podían crear resultados positivos. El diablo uso una táctica basada en este principio y tentó a Eva diciéndole

“Eva, ven y mira el fruto del árbol prohibido, verdad que es delicioso. Es inofensivo, puedes acercarte”. Eva se acercó y miró el fruto del árbol. La Biblia nos dice

Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer,y que era agradable a los ojos,y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría;y tomó de su fruto,y comió;y dio también a su marido,el cual comió así como ella” (Gen 3:6). Antes que ella comiera, vio el árbol y vio también el fruto en su imaginación. Jugó con la idea de comer del árbol y trajo esa idea a su cuarta dimensión

En la cuarta dimensión se crea tanto lo bueno como lo malo. Eva imaginó que podía ser tan sabia como Dios

Si el mirar con atención no es tan importante ¿Por qué el ángel de Dios impuso a la mujer de Lot un juicio tan severo?

Y cuando los hubieron llevado fuera,dijeron:Escapa por tu vida;no mires tras ti,ni pares en toda esta llanura;escapa al monte,no sea que perezcas” (Gen 19:17)

Era una orden bastante simple, pero miremos que sucedió con ella por desobedecer

Entonces la mujer de Lot miró atrás,a espaldas de él,y se volvió estatua de sal”

(Gen 19:26)

Podemos decir que el juicio fue demasiado duro pero cuando comprendes esta Ley del Espíritu no lo es. Cuando ella miró hacia atrás, vio no solamente con sus ojos físicos. Cuando miró para Sodoma toda esa visión se realizó en su interior y captó su imaginación. Y la codicia de la vida antigua se apoderó de ella.

Veamos el ejemplo del Padre de la Fe. Podemos ver en Génesis

“Y Jehová dijo a Abram,después que Lot se apartó de él:Alza ahora tus ojos,y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur,y al oriente y al occidente. Porque toda la tierra que ves,la daré a ti y a tu descendencia para siempre.” (Gen 13:14-15)

Dios no le dijo a Abram “Ah, te voy a dar toda la tierra de Canaán. Solamente tienes que pedirla” No. Muy específicamente le dijo que se pusiera de pie, y que mirara el norte, al sur, al este y al oeste y que daría esa Tierra a el y sus descendientes.

Ver es poseer. Abraham vio la Tierra. Luego volvió a su tienda y a su cama para soñar con la tierra que sería suya. El Espíritu Santo comenzó a usar este lenguaje en su cuarta dimensión. El Espíritu Santo comenzó a ejercer el dominio de todo.

Cuando Dios le prometió a Abram que sería Padre se río junto a Sara. Se rieron tanto que les dolía el estómago. Pero Dios le preguntó a Sara por que se reia. Pero Dios tenía una manera de cómo hacerlos creer, porque Dios usa la cuarta dimensión, el lenguaje del Espíritu Santo. Una noche clara le dijo que saliera de su tienda y le dijo

“Y lo llevó fuera,y le dijo: Mira ahora los cielos,y cuenta las estrellas,si las puedes contar.Y le dijo: Así será tu descendencia” (Gen 15:5)

Luego de esta experiencia Abraham quedó mudo de emoción. Las lágrimas comenzaron a brotar desde sus ojos y la visión se los empaño completamente. Cuando miró a las estrellas pudo ver las caras de sus hijos, y comenzó a oírlos que le decía “Padre Abraham”. Cuando volvió a su tienda ya nunca volvió a ser el mismo. No podía dormir porque veía continuamente las estrellas transformándose en las caras de sus hijos y todos llamándole “Padre Abraham”

Estas visiones vinieron a su mente vez tras vez. Llegaron a ser sus propios sueños y visiones. Llegaron a ser parte de su propia cuarta dimensión, en el lenguaje espiritual de las visiones y sueños. Estas visiones y sueños ejercieron dominio sobre su cuerpo viejo ya de cien años, y pronto se estaba transformando en un joven de veinte años.

¿Quien podía cambiar tanto a Abraham? El Espíritu Santo, porque Dios había aplicado la ley de la cuarte dimensión, el lenguaje del Espíritu Santo. Una visión y un sueño cambiaron a Abraham. No solamente su mente, sino también su cuerpo físico. Y no solamente a el, sino también a su esposa. Ambos rejuvenecieron maravillosamente. En la Biblia leemos que posteriormente el rey Abimelec quiso hacer de Sara su concubina. ¡De una mujer de noventa años rejuvenecida por el lenguaje de la cuarta dimensión¡

No somos como los animales. Cuando Dios nos creó nos creó en la cuarta dimensión, en el mundo espiritual. Entonces dijo Dios “Tendrá dominio sobre la tercera dimensión”.

Si no usas las mismas leyes milagrosas de la fe es inútil que esperes ver mil líderes en la iglesia. Tus esfuerzos personales, aparte de la obra de la cuarta dimensión, no pueden jamás producir estos resultados.

Dios está en este tiempo cambiando nuestra imaginación. La imaginación juega un gran papel en la cuarta dimensión. Los animales no pueden tener imaginación igual que nosotros, porque la imaginación es una obra del Espíritu. Cuando aprendemos el lenguaje del Espíritu, comenzamos a hablar con El y El comienza a trabajar.

Pensemos finalmente en Pedro. Jesús le dice: Pedro realmente eres una caña, pero yo voy a hacerte como una roca. Simón la caña muere para el mundo, y Pedro la roca nace lleno de vida. Pedro, como pescador, sabía la importancia, y en su imaginación comenzó a verse como una roca. Pero antes que fuera cambiado en roca, Cristo lo vio en su propio corazón tal y como una roca. Que Pedro se convirtiera en un hombre firme como una roca sólida era solo cuestión de tiempo.

Las personas están creadas a la imagen de Dios. Dios es un Dios de milagros. Por lo tanto, sus hijos nacen con el deseo de ver milagros, de realizar milagros. Si no ven milagros, no creen que su Dios sea tan poderoso. La Biblia no pertenece a la tercera dimensión, sino a la cuarta. La forma en la cual ampliamos y profundizamos nuestros sueños y visiones es leyendo la Biblia.

Y lo llevó fuera,y le dijo: Mira ahora los cielos,y cuenta las estrellas,si las puedes contar.Y le dijo: Así será tu descendencia.” (Gen 15:5)

¿Cómo llegamos a ser cristianos espirituales?

Porque la palabra de Dios es viva, y eficaz, y más aguda que toda espada de dos filos, Y penetra hasta la división entre alma y espíritu, sí, y hasta las coyunturas y los tuétanos, y es hábil en discernir los pensamientos y propósitos del corazón. (Heb 4:12)

Hay dos grandes momentos en nuestra vida cristiana. El primer momento es cuando reconocemos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador. El segundo gran momento es cuando nacemos del espíritu.

Esta es la gran diferencia en la vida cristiana. Hay muchos cristianos que han hecho su declaración de fe, quizás van a la iglesia todas las semanas, se emociona cuando escuchan el amor de Dios, quieren más de Dios, pero aún su alma gobierna sobre sus espíritus. A veces pensamos que una persona carnal es alguien que cae solamente en pecados sexuales o morales. Pero anda en la carne es andar de acuerdo a nuestros propios deseos.

Un cristiano puede ser carnal (es decir, no espiritual, natural, no sobrenatural), porque está siendo atado por su cuerpo o alma. Pero la voluntad de Dios para sus hijos es que el alma y el espíritu se separen.

Por un lado, el Espíritu Santo, quiere hacer su voluntad en nuestras vidas. Quiere que sigamos sus deseos. Pero por otro lado nuestra alma y nuestro cuerpo se oponen a eso. Y es en ese instante donde se produce la lucha.

Entonces la gran pregunta es:

¿Cómo separamos nuestra alma de nuestro espíritu?

Toda la gente que creen en la vida después de la muerte, se dan cuenta que la división entre el espíritu y el cuerpo se produce en la muerte. Es esto mismo lo que sucede en nuestras vidas espirituales.

“¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús,hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo,a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre,así también nosotros andemos en vida nueva” (Rom 6:3-4)

sabiendo esto,que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él,para que el cuerpo del pecado sea destruido,a fin de que no sirvamos más al pecado”(Rom 6:6)

Os aseguro,hermanos,por la gloria que de vosotros tengo en nuestro Señor Jesucristo,que cada día muero” (1Co 15:31)

La única forma para llegar a una dimensión espiritual es a través de la muerte. Pero de la muerte a nuestra carne, es decir, a nuestra voluntad. Es la muerte a nuestro yo y de aceptar la voz del Espíritu Santo en nuestra vida y obedecerle.

Aquella persona que es espiritual, camina todos los días y todo el día de la mano con el Espíritu Santo, y su voz no pesa tanto como la voz del Espíritu de Dios. Por eso aquel que ha nacido del espíritu es como el viento, que no sabe de adonde viene ni adonde va, es decir, el Espíritu Santo lo lleva. Sólo seguimos su voluntad.

“De cierto,de cierto te digo: Cuando eras más joven,te ceñías,e ibas a donde querías;mas cuando ya seas viejo,extenderás tus manos,y te ceñirá otro,y te llevará a donde no quieras.” (Jn 21:18)

4 Comments

  1. Genuino este estudio, SOLO LA CRUZ, ahi esta la muerte y el paso a la vida. Si tan solo Dios nos revelara la PROFUNDIDAD de la CRUZ caeriamos postrado, nos sentiriamos tan abatidos que no lo soportariamos. Por eso es gradual el crecimiento espiritul y dura toda la vida y comenzamos a cada instante.
    SOLO LA CRUZ NO HAY FORMULAS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s